Notas de prensa

Expertos europeos analizarán en Barcelona el papel de la Mediación en la resolución de conflictos

15/01/2013

El encarecimiento del acceso a los Tribunales, la dilación en la resolución de los litigios y problemas actuales como los desahucios hacen que esta vía de resolución alternativa de conflictos cobre protagonismo.

Juristas europeos se reunirán en Barcelona el próximo 24 de enero para analizar la función de la mediación en la resolución de conflictos en el ámbito internacional. El encuentro, organizado por la Universidad de Barcelona y onLygal, contará con la presencia de juristas españoles como Pascual Ortuño, vicepresidente del Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación, o Miquel Martín Casals, catedrático de Derecho Civil y presidente de la Comisión de Expertos sobre la Modificación del Baremo. También está prevista la asistencia de expertos internacionales como Stefano Cardinale, Giuseppe Palo o David Noguero. En la Jornada colaboran el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Notarios de Cataluña.

La entrada en vigor en España de la Ley de Mediación en asuntos civiles y mercantiles, en julio de 2012, ha supuesto la consolidación definitiva de esta figura como método de resolución de conflictos, además de una alternativa al proceso judicial o la vía arbitral. Existen numerosos conflictos en los que esta metodología, que potencia la implicación de los actores del conflicto, asistidos por un profesional imparcial y neutral, se ha revelado especialmente útil. Lo avala su progresivo empleo en ámbitos con los conflictos vinculados a la vivienda –significativamente los desahucios, el derecho de consumo o la propiedad intelectual.

“En ese contexto, la extensión de los procedimientos de mediación puede desempeñar un papel muy valioso, ya que reduciría la duración de muchos conflictos y supondría un importante ahorro para el ciudadano, que no pagaría costas judiciales ni tasas; además, está probado que el nivel de satisfacción de los usuarios de la mediación es superior al de quienes recurren a otros mecanismos, lo que redunda en un mejor cumplimiento”, explica Jordi Rivera, consejero delegado de onLygal. Según el Informe Bienal de Evaluación de los Sistemas Judiciales del Consejo de Europa, el plazo para resolver una demanda ante un tribunal español de Primera Instancia es de 296 días, solo superado por Portugal (430) e Italia (533). Esa duración se ve reducida de forma notable cuando se recurre a la mediación.

Cataluña ha sido una de las comunidades españolas pioneras en el impulso de esta vía de resolución de conflictos. En 2010 publicó el Libro Blanco de la Mediación, resultado de dos años de trabajo de más de cien investigadores de las universidades catalanas. En esta obra e referencia se analiza el papel de la mediación en ámbitos como el empresarial, comunitario, laboral, familiar, sanitario o de consumo.

Algunos de los expertos de la Universidad de Barcelona que participaron en el Libro Blanco han diseñado el programa de la jornada del día 24 a partir del encargo y de la apuesta por este mecanismo de la empresa onLygal. Entre ellos, Elena Lauroba, profesora de Derecho Civil y codirectora del Libro Blanco; Mercedes Ayuso, catedrática de Métodos Cuantitativos para la Economía; Inmaculada Barral e Isabel Viola, profesoras de Derecho Civil.

El encuentro internacional se centrará  en la mediación en el ámbito de los seguros. Entidades como onLygal, líder en seguros de protección jurídica, están impulsando la resolución pacífica de conflictos por vías extrajudiciales. Hoy, hasta un 85% de los casos en los que trabaja su equipo de expertos se soluciona sin necesidad de recurrir a los tribunales, mediante negociación. Pero no les parece suficiente. Un importante número de los conflictos resultantes podrían resolverse satisfactoriamente con la mediación. Hay que identificarlos y facilitar a las partes el mejor acceso a esta metodología, con la asistencia de profesionales competentes. De ahí la oportunidad de la jornada. Y es que, como concluye Jordi Rivera, “la mediación puede suponer un incentivo para avanzar desde la sociedad civil hacia un cambio de mentalidad, de manera que solo acudamos a los tribunales como última alternativa e intentemos solventar nuestras disputas mediantes soluciones alternativos como esta”.