Notas de prensa

Desalojo exprés: se aprueba el desahucio de ocupas en menos de 20 días con la nueva LEC

26/06/2018

Desalojo exprés: se aprueba el desahucio de ocupas en menos de 20 días con la nueva LEC

El próximo 2 de julio entrará en vigor la Ley 5/2018 publicada en el BOE en relación a la ocupación ilegal de viviendas. La problemática está encima de la mesa: La ocupación ilegal había aumentado un 15% entre septiembre 2017 y febrero 2018, según los datos de la Oficina de Viviendas Ocupadas, hasta casi 4.000 domicilios, concentrados en su mayoría en Madrid, dónde se registran más de 2.500 casas habitadas ilegalmente.

En abril de 2016 se anunció la designación de un Coordinador Provincial de Seguimiento de Viviendas Ocupadas, con el fin de agilizar todo el proceso desde que se detecta la existencia de un piso ocupado por mafias hasta el inicio de un procedimiento rápido. Sin embargo, los afectados no reconocieron avances concretos, y los procesos se dilataban hasta los 16 meses.  Así, cientos de pisos ocupados cambian de inquilinos cada semana, dando forma a un mercado inmobiliario paralelo que tiene sus propias tarifas y que suele acabar orbitando en torno a grupos organizados. Algunas redes son desmanteladas, pero los mafiosos vuelven a estar en libertad y los bancos se limitan a cambiar las cerraduras.

Ante la demanda creciente de respuestas ágiles y eficaces sin tener que recurrir a las penales, la Comisión de Justicia del Congreso aprobó el pasado 11 de junio una proposición de ley que modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil para proteger la propiedad privada frente a la ocupación ilegal, o lo que se conoce como desahucio exprés. Los expertos de onLygal seguros explican que así las personas físicas propietarias de vivienda, entidades sin ánimo de lucro y entidades titulares o gestoras de un fondo de viviendas destinadas a alquiler social podrán pedir “la inmediata recuperación de la plena posesión de una vivienda o parte de ella siempre que se hayan visto privados de ella sin su consentimiento”.

Quién puede beneficiarse del desalojo exprés

Como explican los expertos de onLygal seguros, los desahucios exprés sólo podrán efectuarse cuando la vivienda esté en manos de ciudadanos particulares, de entidades sociales sin ánimo de lucro o de la administración pública. En cambio, si el piso pertenece a un fondo de inversión o a una entidad privada tendrá que recurrir a los procedimientos habituales. Tampoco podrán beneficiarse de esta modalidad los propietarios de viviendas cuyo inquilino deja de pagar la renta de alquiler, ni los bancos o fondos buitre cuyas viviendas sean ocupadas.

Primer paso: Presentar una demanda

Cuando el propietario de una vivienda detecte que en su inmueble residen personas de forma ilegal, es decir que no cuentan con su consentimiento, deberá interponer una demanda de desahucio (a la que habrá que acompañar con un título que acredite su derecho a poseer), que será notificada a cualquier persona que se encuentre ocupando la vivienda. Los expertos de onLygal seguros recomiendan acudir a un abogado especialista, con amplia formación en la materia.

Facilidades para ejecutar la sentencia de manera más rápida

Los expertos de onLygal seguros explican que en el momento que la demanda se admite a trámite, se requerirá a los ocupantes que aporten, en el plazo de 5 días, la documentación que les otorgue la posesión legítima de la vivienda, extensible a aquellos que en ese momento no se encuentren en la misma.

En caso de no aportarse la justificación necesaria (el demandado puede oponerse si tiene título legítimo y si puede demostrar que el demandante no lo tiene), el tribunal ordenará mediante un auto el desalojo inmediato, que no será recurrible y que, además, será de aplicación a cualquier persona que se encuentre dentro de la vivienda el día del desahucio. Esta ley permite que la ejecución de la sentencia pueda aplicarse sin la necesidad de que transcurra el plazo de 20 días previsto en la Ley de Enjuiciamiento Civil, por lo que se prevé reducir la lentitud legal que fomenta el surgimiento de mafias que controlan los pisos a través de la ocupación ilegal.