Notas de prensa

onLygal lanza un nuevo seguro de protección jurídica para las Administraciones Públicas

23/07/2013

Se trata de un seguro muy flexible que consta de dos garantías básicas, la defensa penal y la reclamación no contractual de daños materiales, y de otras seis garantías optativas.

¿Quién garantiza la defensa jurídica cuando un menor sufre lesiones en un parque infantil que carecía de un adecuado mantenimiento? ¿O cuando un motorista sufre un accidente por el mal funcionamiento de un semáforo? ¿Cómo puede reclamar un Ayuntamiento los daños de vandalismo o de desperfectos en sus infraestructuras?.

En el ámbito local de la Administración Pública de nuestro país constan un total de 8.112 Ayuntamientos, y aproximadamente el 84% de ellos cuenta con menos de 5.000 personas empadronadas. De una forma especial para este tipo de ente público, onLygal lanza un nuevo seguro diseñado para cubrir sus necesidades legales. Un seguro muy flexible que consta de dos garantías básicas, la defensa penal y la reclamación no contractual de daños materiales, y de otras seis garantías optativas.

El seguro onLygal cubre la defensa penal del asegurado en procesos que se sigan contra él por delitos o faltas cometidos imprudentemente en el desempeño de su actividad como, por ejemplo, la falsedad en documento oficial con imprudencia grave por un funcionario. La reclamación no contractual de daños materiales, es una garantía esencial para la Administración que le permite reclamar al responsable los daños ocasionados en el mobiliario público, como consecuencia, por ejemplo, de un accidente de tráfico o de un acto vandálico. Esta reclamación por los daños causados en el mobiliario urbano supone una gestión más eficaz de la dotación pública ya que el gasto de la reparación es asumido por el causante del daño, evitando que deba ser repercutido en los contribuyentes.

Una de las garantías opcionales más interesantes que ofrece el seguro es la reclamación por incumplimiento de otros seguros, ya sean seguros generales, como los relacionados con daños en edificios y de responsabilidad civil, o seguros del automóvil. Asimismo, incluye la defensa subsidiaria de la responsabilidad civil patronal, que supone la defensa de la Administración en caso de accidente laboral en el que un empleado resulta con lesiones corporales y reclama indemnización por responsabilidad de la Administración.

Otras de las garantías optativas que ofrece este nuevo seguro es la reclamación por daños corporales, por ejemplo, para el supuesto que un Alcalde sufra una lesión durante el acto de inauguración de un edificio. Asimismo, la defensa de la responsabilidad patrimonial de la Administración cuando un tercero les reclama daños y perjuicios si, por ejemplo, un árbol provoca desperfectos sobre un vehículo debido a su falta de poda, o si un fallo en la red municipal de aguas causa daños en un local comercial.

El seguro incluye también la defensa laboral de la Administración ante los empleados en régimen laboral, y que suponen un porcentaje muy elevado del personal público, en especial, en organismos pequeños. Esta garantía permite al ente público estará asesorado de forma adecuada sometiéndose a la regulación prevista en el Estatuto de los Trabajadores, en las mismas condiciones que debe cumplir cualquier otro empresario.