Notas de prensa

Aumentan las consultas ciudadanas sobre cómo actuar ante las cláusulas suelo abusivas

18/06/2013

El Tribunal Supremo ha sentado jurisprudencia, tras la sentencia del pasado 9 de Mayo, declarando nulas las cláusulas hipotecarias denominadas como “límite mínimo de referencia” de entidades como BBVA, Cajas Rurales Unidas y NCG Banco que limitan la rebaja de las cuotas mensuales de los préstamos a interés variable -aunque baje el Euribor-, en perjuicio de los intereses del consumidor.

El pasado 9 de Mayo la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo dictó Sentencia y sentó jurisprudencia acerca del carácter abusivo de las cláusulas suelo incorporadas a contratos de préstamos hipotecarios a interés variable. A raíz de de esta decisión, entidades como BBVA y Cajamar han anunciado que anulan las cláusulas de suelo de toda su cartera hipotecaria con efecto desde el 9 de mayo.

Estas cláusulas aparecen en los contratos de hipoteca denominadas como “límite mínimo de referencia” y fijan un tipo de interés mínimo que limita la rebaja de la cuota mensual. Esto implica que aunque disminuya de forma considerable el índice de referencia –en general el Euríbor-, existe un límite que no permite la reducción de la cuota a pagar por el cliente. En consecuencia, se produce una situación de desequilibrio en detrimento de los intereses del consumidor.

Tras la decisión del Supremo onLygal ha constatado un aumento de las consultas de sus asegurados en relación a la inclusión de una cláusula suelo en su contrato de préstamo hipotecario y la necesidad de verificar si es posible solicitar la nulidad de la cláusula de suelo si se constata la sospecha que dicho contrato incumple los requisitos de claridad y transparencia exigibles.

En este sentido, onLygal ofrece su Solución de Protección Jurídica para Familias, un seguro que contempla varias coberturas como, por ejemplo, la elaboración del escrito de reclamación inicial a entidades bancarias por cuestiones relativas al cobro de comisiones indebidas o por aplicación de cláusulas abusivas.

Tal como apunta Gemma Ortega, Abogada del Centro de Asistencia Jurídica onLygal, la compañía verificará que “el consumidor haya sido informado correctamente de la existencia de la cláusula suelo y de las consecuencias reales de la firma de la cláusula que supone la limitación de la rebaja en la cuota mensual del crédito”.

Los profesionales de onLygal comprobarán en la escritura y/u otra documentación, por ejemplo, la oferta vinculante, que la cláusula suelo se haya comunicado de manera transparente y clara en un lugar principal del documento sin quedar diluida entre otras cláusulas.

Si finalmente existe incumplimiento, onLygal elaborará un escrito a presentar ante el Departamento de Atención al Cliente de la entidad bancaria solicitando la anulación de la cláusula. Y en el supuesto que la respuesta sea negativa o se produzca una situación de “silencio” en un plazo de dos meses, se le plantearán dos opciones al asegurado: la reclamación ante el Banco de España o la posibilidad de acudir a los Tribunales.

Por último, el Tribunal Supremo declara que la nulidad de las cláusulas no afectará a los pagos ya efectuados a la fecha de publicación de la Sentencia. Es decir, las entidades bancarias mencionadas no deberán reembolsar a sus clientes las cantidades cobradas indebidamente, sino que deberán eliminar las cláusulas de sus contratos y abstenerse de utilizarlas por inobservancia de la transparencia requerida para los contratos suscritos con los consumidores. Sin perjuicio de lo anterior, cada préstamo hipotecario deberá ser analizado individualmente para determinar si las cláusulas incluidas son abusivas y contrarias a la buena fe, y en su caso, solicitar la nulidad de la cláusula y una posible devolución de las cantidades injustamente pagadas.