Kit legal del Mediador


Siniestros que acaban bien …

Siniestros que acaban bien …

Imagina que vas al parque para desconectar dando un paseo, y cuando te sientas a descansar un rato, ¡Te llevas un susto por culpa de un balón perdido!

Pues bien, eso es lo que le pasó a Laura Parra (nombre ficticio) quien nos llamó el pasado mes de octubre para relatarnos que mientras descansaba en un banco del parque cercano a su casa, recibió el golpe de un balón de una niña que jugaba cerca de donde estaba ella. Una vez pasado el susto, se levantó para recoger el balón para entregárselo a la joven con la mala suerte que ésta última le pisó las gafas que se le habían caído al suelo a consecuencia del golpe. Hasta aquí todo normal dentro de una situación un tanto incómoda, el problema se agravó cuando la aseguradora encargada de hacerse cargo de la rotura de las gafas, se lava las manos.

¿Qué hicimos desde onLygal Seguros? Reclamamos a la compañía de la madre el valor de las gafas; la cual en un primer momento lo denegó por falta de antecedentes. Por lo que en onLygal Seguros estudiamos el  caso y se optó por conseguir a través de una buena gestión, un escrito de “culpabilidad” por parte de la madre de la menor.

Pues bien, gracias a la gestión realizada, y a que onLygal persistió en la reclamación iniciada a través de su gestora Helena, la Asegurada, Laura Parra, finalmente  fue indemnizada por el precio que pagó por unas gafas nuevas.