Kit legal del Mediador


¿Qué he de tener en cuenta si quiero enviar a mi hijo al extranjero para estudiar idiomas?

¿Qué he de tener en cuenta si quiero enviar a mi hijo al extranjero para estudiar idiomas?

Uno de los momentos que marcan el ritmo de todas las familias españolas es el fin de las clases de primaria, ESO y Bachillerato.

El ansiado parón veraniego de los pequeños está a punto de llegar para la mayoría de los centros escolares. Un paréntesis tan necesario para los estudiantes, como perturbador para buena parte de los padres, que se ven obligados a hacer piruetas, y a veces hasta doble salto mortal, para que sus hijos estén atendidos.

Muchos padres tiran de abuelos, se reparten las vacaciones para abarcar lo máximo posible los días en el que los hijos no tienen clases (aunque no es suficiente), colonias, cuidadores profesionales, etc.

Aunque desde hace unos años, está despuntando la opción de enviar a los hijos a una estancia lingüística en el extranjero, una alternativa que no solo mantiene atendido al hijo 24 horas, sino que también consiste en unas “vacaciones útiles”, ya que desarrolla el conocimiento de una segunda lengua y posibilita el descubrir otras culturas.

Según la Asociación de Promotores de Cursos en el Extranjero (ASEPROCE), más de 150.000 españoles se desplazaron el pasado año a otros países para realizar un curso de idiomas, en su mayoría (77%), menores de edad.

Aunque para este segmento de la población, entre 10 y 17 años, se diseña una oferta específica de programas de idiomas en el extranjero adaptada a sus necesidades, las opciones son muy variadas. El país de destino, la organización, el alojamiento, la duración o las horas de clase son algunos de los factores que deben meditar las familias con detenimiento y con criterio para que su elección sea acertada.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aun así, sabemos que por mucho que intentemos prevenir cualquier contratiempo dentro de este tipo de viajes, siempre puede aparecer algún hecho inesperado que tuerza lo que debía ser un viaje vacacional (La agencia no cumple lo especificado en el contrato, problemas con el vuelo o con el equipaje, el seguro de viaje no se hace cargo de alguna incidencia, etc.)

¡Así que recuerda! Si cuentas con onLygal Abogado Personal Todo Riesgo módulo Consumo, podrás hacer valer tus derechos y, en su caso, desde onLygal Seguros reclamaremos en tu nombre.